09
feb
09

Un vistazo a la inmigración actual en Argentina.

Desde Paraguay y Bolivia, y también de Estados Unidos

Entre el blanqueo y los nuevos arribos, Argentina sigue siendo un país receptor, según Migraciones. El proceso derriba los mitos que se crean alrededor de la inmigración sobre empleo, escolaridad y diferencias culturales.

Artículo de Raúl Kollmann de Página 12

En los últimos tres años pidieron su radicación en la Argentina nada menos que 700.000 personas, multiplicando por diez las cifras de los primeros años de la década. Es cierto que el crecimiento económico hizo atractivo el país, sobre todo para quienes provienen de países vecinos menos prósperos, pero la explosión de radicaciones no tiene tanto que ver con entrada de extranjeros al país sino con un inmenso blanqueo que permitió salir de la clandestinidad a centenares de miles de personas que estaban ilegalmente en la Argentina. Por primera vez en décadas, la cantidad de paraguayos que se instalan en la Argentina supera a la de los bolivianos, lo que también se explica porque la llegada de Evo Morales al gobierno del vecino país decidió a muchos hombres y mujeres del Altiplano a quedarse en Bolivia e incluso a varios miles que vivían en la Argentina a retornar a su país. Los datos demuestran un llamativo crecimiento de la radicación de colombianos –que parecen dejar su patria por el conflicto político-social–, sigue en aumento continuo la llegada de peruanos y también asciende la cantidad de chinos. Asombrosamente, también se duplicó la cifra de norteamericanos que piden la radicación. La política de regularización y puertas abiertas se exhibe también en otro dato: en 2008 apenas 40 personas fueron expulsadas de la Argentina, casi todas por antecedentes en materia de tráfico de drogas.

En los últimos tres años, se produjo la siguiente escalada:

- De 2900 paraguayos que pidieron la radicación en 2000, se pasó a 176.000 en 2006, 84.000 en 2007 y 35.000 en 2008. En los tres primeros años de la década se radicaron 7000 paraguayos en la Argentina, en los últimos tres años, casi 290.000.

- La cantidad de bolivianos en la Argentina siempre duplicó y hasta triplicó a los paraguayos. En los últimos tres años se radicaron dos paraguayos por cada boliviano, aunque en 2008 pareció empezar a revertirse esa tendencia.

- El tercer grupo nacional es el de los peruanos, que quintuplicaron su presencia en la Argentina. Ya se radicaron 140.000.

- La presencia de chinos, casi todos ellos de la provincia más pobre de ese país, Fujian, siguió aumentando en forma constante, aunque parece cambiar la tendencia en los últimos meses. Ya hay más de 35.000 con la situación regularizada, pero se supone que muchos otros se mantienen en la clandestinidad, tal vez atemorizados por quienes lucran con la trata de personas. Hay un dato de este mismo año que llama la atención: entre los asiáticos que llegaron y los que salieron hubo 467 egresos por encima de los ingresos, lo que significa que la tendencia a radicarse en la Argentina se está revirtiendo.

- Los colombianos pasaron de presentar 500 radicaciones por año, a 5500 en 2008, record histórico absoluto. En Migraciones hay una nítida percepción de que la cantidad aumenta en forma notoria. La lógica indica que se trata de personas que se refugian frente a la situación que se vive en Colombia. El dato que mejor ilustra este cuadro es que la cantidad de colombianos que piden la radicación aumentó 203 por ciento, comparado con toda la década, el máximo aumento de porcentaje registrado entre todas las nacionalidades.

- Llama la atención el dato de que la cantidad de norteamericanos que pidieron su radicación trepó al doble en los últimos años. No se trata obviamente de un fenómeno masivo, pero en 2008 pidieron quedarse en el país 4173 oriundos del país del Norte, también un record histórico. En el consulado de Estados Unidos en Buenos Aires resolvieron estudiar el fenómeno.

- En las calles parece haber una proporción alta de senegaleses. Las cifras desmienten esa impresión. Apenas llegaron unos 350 en 2008, aunque en Migraciones sospechan que existe algún tipo de organización que los trae para sumarlos a la venta de artesanías.

- Hubo un momento, a principio de la década, en que fue notoria la presencia de ucranianos. En 2000 y 2001, por ejemplo, iniciaron procesos de radicación casi 5000 personas originarias de Ucrania. Ahora esa oleada terminó: apenas llegaron 180 en 2008.

- Teniendo en cuenta que son países vecinos, no hay corrientes fuertes de inmigración desde Uruguay, Brasil o Chile.

Más allá de estas cifras, lo que está claro para las autoridades de Migraciones es que la Argentina sigue siendo un país de recepción. En el total de los que salen y entran del país en un año, aproximadamente son un tres por ciento más los ingresos que los egresos.

“La decisión de regularizar la situación de los inmigrantes fue esencialmente política –explica Martín Arias Duval, director nacional de Migraciones, que depende del ministro del Interior, Florencio Randazzo–. Si la apuesta en el Mercosur es a formar un bloque en serio, como la Comunidad Europea, es fundamental que todo ciudadano pueda vivir en cualquiera de los países integrantes del bloque. Esto se estaba demorando por trabas en algunos países del Mercosur, pero el gobierno nacional decidió avanzar igual. Además, el objetivo fue sacar a la gente de la clandestinidad, evitar que sean víctimas de los traficantes de personas, del trabajo esclavo y del enorme temor a que se los expulse y los manden de regreso a situaciones difíciles por las que, justamente, dejaron su país y vinieron a la Argentina. En toda la política migratoria, además, tienen un lugar primordial los derechos humanos.”

Respecto de las objeciones que usualmente se ponen a los inmigrantes, desde el Gobierno se señalan elementos objetivos:

- En todo el proceso de regularización, siguió bajando el desempleo en el país, es decir que la supuesta competencia por los puestos de trabajo no cambió para nada la tendencia. “Hemos visto, por ejemplo, en La Rioja, publicaciones en los diarios sobre la necesidad de personas que vengan a levantar la cosecha de aceitunas. Lo mismo pasa con el ajo, la cebolla y un montón de otros cultivos. Hay aportes fundamentales de inmigrantes en la construcción y así podríamos seguir enumerando”, señala Arias Duval.

- “Hemos estudiado también la cuestión de la criminalidad y de ninguna manera los inmigrantes influyen en los índices existentes en el país”, completa el titular de Migraciones.

- A raíz del programa Patria Grande, que permitió regularizar la situación de quienes vienen del Mercosur ampliado, es decir los cuatro países del bloque y los que adhirieron, se hizo una encuesta entre todos los que pidieron la radicación. La inmensa mayoría son jóvenes, con buena instrucción y capacitación. Sólo el 17 por ciento registra estudios primarios incompletos, un porcentaje que se parece bastante a quienes, del total, trabajan en el servicio doméstico: 23 por ciento.

- Tampoco es cierto el estereotipo de que los inmigrantes viven en villas: únicamente el seis por ciento vive en ranchos o casillas. El resto, en casas.

A diferencia de lo que ocurre en países europeos, en la Argentina no existe el concepto de “procedimiento para cazar inmigrantes ilegales”. En las últimas semanas, por ejemplo, se hicieron inspecciones en los llamados supermercados chinos. En los que se detectaron a personas sin documentación en regla, se sancionó a los dueños, pero hubo asesoramiento y ayuda para que los indocumentados regularicen su situación. “Por supuesto que sigue habiendo extranjeros que se mantienen en la clandestinidad –señala Arias Duval–. Es por falta de información y, sobre todo, porque existen organizaciones que los atemorizan. Les dicen que si van a Migraciones serán encarcelados y expulsados. En todo 2008 iniciamos ante la Justicia apenas 120 trámites de expulsión, fundamentalmente por antecedentes en materia de venta de drogas. De esos 120 trámites judiciales, los jueces les dijeron que sí a 40 y están en proceso. Y esa fue la totalidad de los fallos judiciales de expulsión de 2008. Sí es cierto que todos los días rechazamos personas en las fronteras. Eso es esencialmente porque vienen con documentos falsos o porque registran antecedentes penales. Por último, hay que advertir contra los que atormentan a los extranjeros que están en situación ilegal con la idea de que se necesita mucho dinero para hacer el trámite. La realidad es que la radicación se hace por 200 pesos y no necesita de intermediarios. Ese es otro de los elementos que juegan a favor: el haber blanqueado a tantos extranjeros que vivían en la clandestinidad jugó en contra de la corrupción. Antes, todo se les hacía difícil, y entonces aparecían los que a cambio de dinero conseguían la radicación. Eso se terminó.”

Uno de los grandes interrogantes es cómo jugará la crisis global en las corrientes migratorias desde y hacia la Argentina. La impresión es que las personas tienden a arriesgar poco en situaciones como la actual y no hay grandes movimientos porque no existe certeza de que el lugar al que se pretende ir está mejor que el país en el que uno nació. Los primeros datos de enero no muestran cambios de tendencia significativos en la Argentina. Por lo menos hasta ahora.Tabla

About these ads

14 Responses to “Un vistazo a la inmigración actual en Argentina.”


  1. 1 fernando bezel
    agosto 15, 2010 en 9:42 pm

    Me paraece que Argentina no es un país que cuente con los recursos necesarios para acoger inmigrantes, máxime teniendo en cuenta que la educación y la salud son malos y el trabjo escasea, yo creo que llego el momento de poner un freno y no admitir indiscriminadamente a cualquiera que se quiera radicar en el país; como hace cualquier país serio y responsable del mundo.

  2. 2 soledad
    diciembre 1, 2010 en 9:22 am

    es verdad que no tenemos los recursos necesarios. ni a infraestructura necesaria, para albergarlas, pero para mi lo mas grave de todo es que esa cantidad de numeros de personas se focaliza toda en capital federal y mas exactamente en la zona sur de capital, como nueva pompeya, soldati, lugano, flores, barracas la boca etc. lo que ha provocado un incremento desmedido e impresionante de de los acentamientos y villas de esos barrios doy fe de eso porque vivo en uno de ellos donde antes era una zona tranquila donde habia dos canchas de futbol y un grandisimo terreno verde,(donde supuestamente se contruirian viviendas dignas para los pobres como yo que no pueden acsedr a ellas) ahora hay todos pasillos y casas de hata 4 pisos super precariaas.y ese sueño ala vivienda se derrumbo es una zona saturada, en culquier pedasito libre que haya, marcan terrenos para contruir casas de tres cuatro pisos con infinitas habitaiones las cuales se alquilan a la gente extranjera que viene y no tiene donde vivir, naci en nueva pompeya en una zona muy humilde pero no era una villa ni un acentamiento a medida que fueron pasando los años se convirtio en una de las peores zonas de capital federal donde la mayoria son extranjeros yo digo si ya no entramos mas???? porq no se emplea una politica de inmigracion acorde a los tiempos que estamos viviendo n

  3. 3 javier gonzalez
    diciembre 15, 2010 en 12:22 am

    Siendo yo colombiano residente en la Argentina desde mediados de 2008, es muy cierto que la cantidad de colombianos en la Argentina crece exponencialmente, sin embargo esta migración está matizada por dos factores que no tienen mucho que ver con la situación de seguridad del país como a primera vista podría pensarse y expone el autor de este artículo.
    Considero que la razón principal por la que los colombianos vienen a la Argentina obedece, podría asegurar, en un 90% de los casos, a la accesibilidad de la Educación. En COL la educación pública no es gratuita (las tasas varían según el nivel de ingresos de la familia del estudiante) y además vos tenés que ganarte el lugar en los pocos cupos que se ofrecen cada seis meses en cada una de las carreras. En la ARG la educación pública es gratuita y la privada es relativamente cómoda para pagar lo que la hace muy accesible para el bolsillo de un colombiano clase media y media alta que es el que viene a estudiar a la ARG.
    Por otro lado, en la ARG es muy común que el estudiante trabaje y de hecho los horarios ofrecidos por la mayoría de las universidades permiten que se pueda hacer. En COL las universidades públicas y privadas de renombre no permiten tal flexibilidad. Yo estudié Derecho en la Universidad Nacional de Colombia (que viene a ser como la UBA aquí) y era imposible pensar en trabajar por un lado por la cantidad de materias que me obligaban a cursar por semestre y los horarios poco compactos. Para completar, en COL el estudiante que trabaja es considerado (sobretodo en pregradro) como de segunda categoría, porque eso indica que por un lado no logró tener los méritos académicos para entrar a una universidad pública buena o no tiene el suficiente dinero para pagar una universidad privada buena, por lo que tiene que conseguir el dinero para pagar la universidad que pueda.
    La segunda razón es que si bien la población colombiana en la ARG crece, ésta es población flotante, es decir, viene un par de años, terminan estudios y se devuelven, luego llegan otros, cumplen su ciclo y regresan y así sucesivamente. Somos realmente pocos los que nos quedamos a vivir aquí. Y el perfil del inmigrante colombiano, más allá de la triste fama que el narcotráfico nos ha dejado, es el de una persona de clase media y media alta con educación universitaria en su gran mayoría (son más los que vienen a hacer posgrados que los que vienen a hacer carreras de pregrado).
    Amo a la ARG por todo lo que me ha brindado: familia, amigos, trabajo, posibilidades y en muchos sentidos me considero uno más de acá (tanto que me ha generado conflictos con mis compatriotas), sin embargo, y ahora que está en boga el tema de los okupas y las tomas, en realidad considero que la ARG debería repensar su política migratoria. Creo que en ningún país del mundo -ni siquiera en COL- es tan fácil quedarse a vivir. Si bien el tema de que sea un país de inmigrantes inspirado en el mismo preámbulo de la constitución, no quiere decir que las circunstancias que en ese momento hacían posible y deseable atraer inmigrantes, sigan vigentes en este momento. No sé tampoco -y aquí hablo con mucho cuidado porque yo mismo soy extranjero aún aquí- hasta qué punto le convenga a la ARG no tener un perfil determinado para aceptar inmigrantes. No se trata de xenofobia ni nada por el estilo, sino de, por un lado, saber para dónde va la ARG y de qué manera cada uno de nosotros como inmigrantes podemos colaborar para que este país siga adelante y se abra un espacio entre los grandes; y por el otro, de reconocer que los recursos son ahora más escasos y que es el Estado quien en últimas tiene que asumir la responsabilidad social y política de “todos aquellos que quieran habitar el suelo argentino”.

    • 4 Exlatente
      noviembre 27, 2011 en 8:47 am

      Muy buen comentario lleno de ponderacion e inteligencia . Parece ir de si mismo que en argentina se necesita repensar la politica migratoria en un sentido mas restrictivo . Pero para eso se necesita una vision global de la economia y del pais que queremos ( ya q tambien sos bastante argento je ) lo que a mi sentido es la gran carencia de este pais . Si hubiera un plan de desarrollo digno de este nombre , podriamos aprovechar de la imigracion para poblar y desarrollar regiones enteras todavia deserticas e improductivas , en vez de siempre dejar que todo el mundo se amontone en capital . Y como aca el acostumbramiento a la corrupcion , incumplimiento e soberbia esta tan asentado , no veo un cambio para el corto plazo .. Y me da mucha pena por que si bien es impresindible limitar las entradas , la imigracion siempre es una oportunidad de crecimiento a no desaprovechar .. En la vida siempre se trata de encontrar un justo medio . Y en una nota mas liviana aunque juro que para mi es de lo mas serio , si dicha restriccion algun dia llegara , espero poder pesar en esta poltica para exentar a las cuidadanas colombianas que son las mas hermosas del mundo !!! estoy podrido de todas estas flacuras palitos argentinas , las caderas colombianas me vuelven loooco jjeje !

  4. 5 SORY
    diciembre 30, 2010 en 7:46 pm

    HOLA, ME ENCANTO EL COMENTARIO QUE HACES SOBRE ARGENTINA…PIENSO LO MISMO, ME PARCE MUY VERAZ Y MUY ACERTADA TU OPINION. AL IGUAL QUE TU SOY COLOMBIANA Y AUNUE NO SE MUCHO DE COMO OPERA ESTE PAIS EN CUANTO A LA MIGRACION CONSIDERO QUE SI DEBERIA TOMAR MEDIDAS AL RESPECTO.

    ME ENORGULLECE QUE UN COMPATRIOTA HAGA COMENTARIOS CON TANTA ALTURA.

    UN ABRAZO.

    • 6 Carlos
      febrero 6, 2011 en 1:52 am

      Claro a mi tambien me encanto, porque ya estoy aca, ahora si cuando ya tengo mi residencia deberian tomar medidas al respecto de su politica migratoria, para que se les complique mas a los que quieran llegar despues de MI.

      • 7 javier gonzalez
        febrero 6, 2011 en 12:57 pm

        En realidad no, Carlos. Recuerdo que cuando tomé la decisión de quedarme en la Argentina me extrañé de lo sencillo que era hacer los trámites. Viendo las oportunidades y despuès de un par de años, le propuse a un familiar mìo migrar y asì lo hizo.
        Creo que definitivamente el tema no se puede simplificar tanto como lo pensás vos. Para poder entender toda la problemática de la migración y lo que piensa el argentino al respecto, hay que, por un lado, haber vivido un par de años aquí y, por el otro, haber compartido e interiorizado muchos de los usos y costumbres de la sociedad argentina construyendo relaciones significativas con argentinos. Solo así uno puede comprender o tener al menos un buen vistazo global del tema.
        Mi posición particular no es querer complicarle la vida a los que lleguen despuès de mì. Afortunadamente, la migración colombiana tal y como se ha presentado en los últimos dos años con la dinámica propia de población alta pero flotante y de perfil en su gran mayoría profesional, ha generado bastante aceptación. Y creo que en la medida en que continúe así, no habrá mayores problemas.
        Sin querer hacer este comentario más largo, la necesidad de repensar la política migratoria obedece a simples factores prácticos de planeación a futuro y disponibilidad y distribución de los recursos. Mientras la ley que reglamenta la migración siga así, todo el que llegue y cumpla con los requisitos actúa dentro del marco legal y digámoslo así, los argentinos se lo tienen que bancar. Tal vez lo que molesta tanto en el fondo es que el Gobierno sea flexible con la ley de migración pero se quede corto en responder a las obligaciones que eso le impone y las cargas sociales que acarrean. Precisamente pensando en eso, muchos paìses tienen un perfil determinado del capital humano que quieren o necesitan y solo permiten la residencia a quienes cumplan con eso… y hasta ciudadanía les dan al poco tiempo! Porque saben que hay una corelación costo-beneficio porque al país le sirve tener en su poblaciòn gente con cierto perfil que sume al progreso y bienestar general, mientras que el migrante se beneficia de mejores condiciones de vida para èl y su familia. Ahora, cuando ves en las noticias que muchas de las villas en Capital o las zonas de pobreza por ejemplo estàn pobladas por inmigrantes, uno tiende a pensar que la ecuaciòn planteada como està, no está funcionando, convirtiéndose más en una carga para el paìs que lo que esa persona le puede retribuir al país.

  5. agosto 2, 2011 en 3:24 am

    loco digan la verdad, los compatriotas limítrofes la mayoria vienen por que su moneda esta devaluada, para colmo te pagan por estar, tengas hijos o tu mujer embarazada y tengas o no la voluntad de laburar, mi país le abre las puertas a cualquiera, aportes o no al estado, pagues o no impuestos. yo vengo de tres generaciones viviendo aca, también fueron inmigrantes los míos, pero la voluntad de laburar era mucho mas fuerte de la que hay ahora.

  6. 9 nata
    agosto 29, 2011 en 10:27 pm

    Hola soy colombiana y estoy pensando en realizar una maestría en Buenos Aires en la UDAE, y al leer este articulo me lleno de dudas, porque si iria como imigrante, pero mi razon es unicamente por estudios, claro que me gustaría trabajar pero segun entiendo esta complicado al ser extranjero, a pesar de tener una buena experiencia laboral. Sin embargo no descarto la idea de Argentina, no se aun que tan buena sea academicamente y por eso no me defino, pero mi otra opción es España y creo que haya todo está peor. Si alguien me pudiera aconsejar le agradeceria. Es una decisión bastante compleja. Gracia

  7. 10 Carla
    septiembre 3, 2011 en 2:01 pm

    Nata, Si venís para la UADE (no UDAE) y podés costearte los estudios, bienvenida seas, si querés educación gratuita y cobrar una dádiva del gobierno de turno no te lo recomiendo porque Argentina es un pais muy cambiante y antes que termines la carrera se puede dar vuelta todo y quedás sin título sin trabajo y sin plata para el pasaje.
    En cuanto al nivel educativo, mejor ir a España, ahora si es por conseguir trabajo te la regalo, en españa está aún peor que acá conseguir trabajo (además te exigen millones de requisitos para darte un trabajo profesional)

  8. 12 muxzik
    octubre 15, 2011 en 4:19 pm

    Coincido con Soledad y Javier. Conforme los censos de los propios asentamientos las villas crecieron en la ciudad y alrededores con la absolutamente mayoritaria inmigración Boliviana, Peruana y Paraguaya, sin regulación alguna. Muchos se cuelgan sistemáticamente de todos los servicios sociales habidos y por haber. Vienen en charters al hospital público, usurpan tierras en plena ciudad de buenos aires y hacen uso del sitema educativo y se prenden en toda movida política como votar por Cristina claro que si. Ni bien ponen un pie en argentina y sacan el DNI, ya tienen mas derecho que los argentinos a todo, y si nó nos tratan como discriminadores. Todos los inmigrantes han sido discriminados en sus propios paises. Los han hechado mal, hambreados y arruinados por sus propios compatriotas. Y todos los argentinos que padecimos los últimos 40 años de locura en este pais tenemos derecho a no ser discriminados por nuestro propio gobierno, preocupado ahora en lucirse con minorias para jactarse de integrador, cuando nuestro gobierno pertenece a la clase política que desintegró el pais y hasta conspiró contra Juan Domingo Peron en su tercera presidencia, dejando la política a merced de militares asesinas. Irresponsables, violentos que se quejaban con la panza llena en plena década del 70, que no les vino bien ni Perón presidente por tercera vez, la pudrieron. Y ahora que lograron hilvanar varios años con varios aciertos haciendo lo que deben ellos y todos los políticos hacer, ahora se vanaglorian de recuperar el trabajo y cierto bienestar, como si ello fuera un lujo, se creen que son algo asi como la segunda venida de un dios. La inmigración debe regularse, debe haber todo un protocolo para el ingreso de inmigrantes, nada del bardo que es hasta el actual. La asignación de tierra y trabajo debe ser para los argentinos en su justa medida, es decir, para aquellos que acrediten al menos 20 años de residencia permanente en el pais y ciudad con padres argentinos. Los usurpadores no deben tener derecho al acceso a planes de vivienda del gobierno. Debe haber mérito para quienes pagan alquileres religiosamente con todas las de la ley en el sistema formal.

  9. 13 chanchocongalera
    diciembre 16, 2011 en 12:10 am

    y si pensamos q el estado permite esto por conveniencia …y si le sirve la inmigracion de clase obrera por usar un termino para explotarlos para asi aumentar los ingresos de los pioneros osea empresarios poderosos …
    eso le serviria al pais para q los poderosos puedan tener mas y asi se genere mas puestos de trabajo si este crece notoriamente y adquiere mas poder economico y asi podria invertir aqui y ayudar al pais a crecer en los ambitos economicos y demas…obviamente a costa del inmigrante q necesita del trabajo no?…digamos no es q desconfie muchoi del estado pienso q el estado debe defender y cuidar sus propios interses… y por tanto esos intereses sustentarian al pais…x ende resumo a un pais en desarrollo le conviene la explotacion para el crecimiento economico osea la mano de obra barata o el invercionista q se quede…no le conviene el q viene se beneficia de algo y se va a ejercr lo q sabe a su pais osea no es de garka pero la historia argentina no cambio muchoi desde sus inicios…en la actualidad todo funciona igual solo q con algunas coasa mejores y otras no tanto…pienso q no va a cambiar tampoco x q los q manejan todo no kiere q se sumen muchos al poder x q sino la reparticion seria mas escasa…la minoria burgues domina y el esclavo los enriquece

  10. 14 aylen
    junio 7, 2012 en 6:26 pm

    UNAAA PREGUNTAA. ESTOO ES UNA NOTA O UNA NOTICIAA? POR QE YO ANDOO BUSCANDO UNA NOTAA II NO ENCUENTROO POR NINGUAN LADO UNA NOTA SOBRE LA IMIGRACION ACTUAL , ME PODRIAN AYUDAR , SE LOS AGRADECERIAA :)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 39,275 hits

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: