Posts Tagged ‘inmigracion

16
Sep
09

“El Muro Atlántico”

MEDINA DOCUMENTA LA TRAGEDIA DE INMIGRACIÓN ILEGAL E INTERPELA A

MEDINA DOCUMENTA LA TRAGEDIA DE INMIGRACIÓN ILEGAL E INTERPELA A

Fotografías: EFE/ NACHO GALLEGO

Por estos días se muestra en la ciudad española de  Valladolid la exposición “El Muro Atlántico”, fotógrafo de Reuters Juan Medina. La exposición está compuesta por 40 fotografías y podrá verse hasta el 15 de Octubre en la sala de exposiciones de Caja Duero situada en la Plaza Zorrilla de Valladolid.

El trabajo de Juan Medina sigue la historia hasta al final y no se queda en la superficie de la llegada de las pateras a las costas española. Ha viajado hasta Senegal, Mali o el Sahara Occidental buscando las raíces del drama de la migración, manteniéndose en contacto con los migrantes y visitando a sus familias.

Anuncios
10
Ago
09

Woody Allen y la inmigración

ARTÍCULO DE CARLA GUIMARÃES

El jueves pasado, en Madrid, me sentí como un personaje de una obra de Woody Allen. Acababa de salir de mi terapia e iba de camino a tomar un café con una amiga que había decidido poner punto final a una conflictiva relación amorosa. De repente, como pasa en las películas, ocurrió un hecho que lo cambió todo. Una ráfaga de viento hizo que un periódico viejo levantara vuelo y fuera a parar justo en mis manos, como en un truco de magia. Iba a tirar el periódico a la basura pero mi curiosidad me lo impidió, deseando, quizá, encontrar un mensaje secreto del destino.

“Europa limita la inmigración por la crisis económica y refuerza la política de expulsiones”. En una primera mirada, me pareció soso, aburrido, incluso decepcionante. Hasta que me di cuenta de que esta noticia no era tan irrelevante. Regresé a casa, olvidándome completamente de la cita con mi amiga, me serví una taza de café y empecé a escribir este artículo.

La inmigración para mí no es únicamente un titular de prensa. Hace siete años decidí dejar mi país, Brasil, y emigrar a España. Dicho así parece algo muy simple, pero dejar tu país para establecerse en otro es una tarea complicada. Freud dice que la persona que emigra sufre una especie de duelo, una pena profunda por la pérdida de algo y una lucha interna para reacomodarse a la vida después de haber sufrido dicha pérdida. Existe incluso un nombre para este proceso psicológico: el duelo migratorio. Yo creo haber superado ya mi periodo de duelo.

¿Se han dado cuenta de la cantidad de veces que la palabra “inmigración” sale en los periódicos? ¿Cuántas de estas veces está asociada a algo positivo? Muy pocas. O al menos ésta es la sensación que tengo. Leemos las noticias tal como aparecen en los medios y nos quedamos con una impresión, con un eslogan: la inmigración es “un problema”. Y ahora, en plena crisis, se ha convertido en “un problema muy grave”.

Sin embargo, según el informe Inmigración y Economía Española: 1996 a 2006, de la Oficina del Presidente de Gobierno, el 50% del empleo creado en España esa década ha sido inmigrante. Los inmigrantes pasaron de contribuir al crecimiento del PIB desde un 7% a casi un 40%. En el año 2008, al comienzo de la afamada crisis económica, el Gobierno reveló que los españoles tienen garantizados el cobro de sus pensiones hasta el 2020 gracias, en buena parte, a la mano de obra inmigrante.

¿Entonces por qué la insistencia en tratar la inmigración sólo como un problema? ¿Por qué de pronto cada país debe defender a sus nacionales y expulsar a los inmigrantes?

Muy simple, porque Europa ha encontrado la justificación perfecta para prescindir de los ideales de igualdad que tanto defiende: la crisis. Existe un pensamiento general en la sociedad española de que los esfuerzos de integración son una tarea exclusiva del inmigrante, y una tendencia a ver la aceptación de la inmigración como un acto solidario (casi caritativo). Las ideas de que la integración debe ser el resultado de un esfuerzo conjunto y de que la inmigración ha sido importante para el crecimiento de este país no son las más difundidas. Y, claro, podemos ser solidarios cuando hay mucho, pero no cuando hay escasez…

Según la investigación Discurso de los españoles sobre los extranjeros, del CIS, cuando la población nacional se ve obligada a elegir entre prácticas igualitarias o acceso a recursos escasos pasando por encima de los extranjeros, opta por lo segundo. De esta manera, la población española pasa a verse como “víctima” y a ver a los inmigrantes como “una amenaza”. Y de pronto la crisis excusa el racismo o, como mínimo, justifica el endurecimiento de las ya deficitarias leyes de extranjería.

Pero los trabajadores extranjeros no necesitan de caridad, sino de derechos. Porque es cierto: la inmigración es un gran problema en este país, especialmente si eres inmigrante.

Llegada a este punto, el café se me había acabado y vi que había dos mensajes en el móvil, ambos de mi amiga olvidada. Definitivamente he llegado al fin del segundo acto de mi película y ya es momento de terminar este artículo. Hace siete años me mudé de país, pasé por mi duelo y establecí lazos con esta tierra. Me he integrado sin la necesidad de una ley que me obligue a hacerlo, y actualmente tengo incluso la nacionalidad española. Una ráfaga de viento y un periódico viejo me han dado la oportunidad de escribir sobre algo que hace muy poco era simplemente mi día a día. Aunque es verdad que este artículo está escrito por una inmigrante, también es cierto que está escrito por una española.

Carla Guimarães es escritora.

06
Jul
09

Bajas pasiones

El Parlamento italiano se rinde a la xenofobia al convertir en delito la inmigración irregular

Editorial Elpais.es

El Parlamento italiano ha aprobado una ley que convierte en delito la inmigración irregular, castiga con penas de cárcel determinados tratos con los inmigrantes, autoriza las patrullas ciudadanas para colaborar con la policía en su búsqueda y detención, y, amparándose en la directiva europea del retorno, amplía la retención de inmigrantes hasta sus plazos máximos. Gracias a la reacción decidida de los médicos italianos, la obligación de denunciar a los inmigrantes irregulares que acudan a los hospitales para ser atendidos ha quedado fuera de la norma.

La nueva ley responde a una promesa de Silvio Berlusconi, quien ya ha promovido otras medidas incompatibles con el Estado de derecho para tratar con las minorías, como el censo de ciudadanos de origen gitano con ocasión de los ataques que sufrieron en Nápoles y otras ciudades. Desde la Unión Europea se avaló esta medida, adoptada en el marco de la denominada “emergencia gitana”.

El escándalo sobre el uso de medios del Estado en las fiestas privadas de Berlusconi, llenas siempre de atractivas señoritas (las llamadas velinas), unido a leyes como la que acaba de aprobar el Parlamento, permite trazar el cuadro completo de la forma en la que Italia está siendo gobernada: el estímulo de las bajas pasiones de los ciudadanos a través de medidas de un descarnado populismo está sirviendo como señuelo para afianzar un poder guiado por la arbitrariedad y el capricho de una única persona. Lo más grave de cuanto está sucediendo es que, aunque Berlusconi fuera derrotado en las urnas, el sistema legal e institucional italiano ha sido gravemente alterado.

La instauración de patrullas ciudadanas contra la inmigración ilegal supone que, bajo Berlusconi, el Estado italiano ha abdicado de una de sus funciones más irrenunciables. Como principio es inquietante, pero su aplicación práctica ofrece motivos adicionales para la alarma: la policía italiana detuvo recientemente a grupos de ultraderecha que pensaban encuadrase en las patrullas ciudadanas y dar curso así a su xenofobia dentro de un marco legal.

Cuanto está sucediendo en Italia es un problema europeo. No sólo porque Berlusconi se vale de instrumentos como la directiva del retorno, sino porque, en la creciente ola populista que vive Europa, fija pautas de comportamiento que otros pueden seguir. Sobre todo si la Unión se muestra tan condescendiente como hasta ahora.

14
May
09

“GRAVE PREOCUPACION” DE ACNUR POR POLITICA DE INMIGRACION EN ITALIA

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), manifestó “preocupación” por la política italiana de inmigración, que “implica el riesgo de violar” el principio de “no rechazo” de personas que solicitan refugio, establecido en convenciones y protocolos internacionales.

El diario de los obispos italianos, Avvenire, también manifestó su desacuerdo con la política del Ejecutivo en materia de inmigración. “No es lícito criminalizar a los extranjeros como si fueran reos confesos de la degradación en que se encuentra el país”, destacó Avvenire.
El ACNUR, con sede en Ginebra, manifestó por escrito al ejecutivo de Roma su “grave preocupación” por la repatriación a Libia de personas indocumentadas interceptadas o auxiliadas en el mar.


La Organización de la ONU también pidió a las autoridades de Italia que readmitieran “a las personas expulsadas de ese país e identificadas por ACNUR como individuos que buscan protección internacional”.
Para la ONU el principio de no expulsión no tiene limitación geográfica.


“ACNUR-Roma envió hoy una carta al gobierno para afirmar que ACNUR, aunque conciente del problema que la inmigración de (personas) sin papeles plantea a Italia y a otros países de la Unión Europea, está preocupado pues la política aplicada ahora por Italia mina el acceso al asilo en la UE”, dijo en Ginebra el vocero de la agencia, Ron Redmond.


La política inmigratoria italiana también “implica el riesgo de violar el principio fundamental del no rechazo (no refoulement) previsto por la Convención de 1951 sobre los refugiados”, puntualizó Redmond.
El jefe del gobierno de Italia, Silvio Berlusconi, alegó desde la localidad egipcia de Sharm el Sheik, donde participó en una cumbre con el presidente Hosni Mubarak, que quienes llegan sin papeles en embarcaciones precarias “pagaron un billete” y no están “empujadas por su especial situación dentro de países donde serían víctimas de injusticias”.


“No creo que haya nadie que, teniendo los requisitos para pedir ser recibido en Italia, pueda decir que no fue aceptado”, alegó.
Con los rechazos de los inmigrantes Italia no respeta sus responsabilidades en el émbito de las reglas internacionales, dijo en tanto la organización internacional para la defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW).


HRW definió “incorrecta” la interpretación del jefe de gobierno italiano de las reglas internacionales en materia de refugiados.
Berlusconi sostuvo que en los barcos que trasladan inmigrantes clandestinos hacia Italia “prácticamente” no hay “personas que tengan derecho de asilo”, salvo “casos excepcionales”.


Así se refirió el premier a la polémica sobre el “rechazo” de inmigrantes hacia las costas libias contra el que se manifestó el Consejo de Europa.
Esa organización europea con sede en Estrasburgo auspició un cambio en la política inmigratoria italiana, pero relativizó su posición.




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 58,415 hits