Posts Tagged ‘darfur

05
May
09

Filipinas registra mayor cantidad desplazados en 2008: estudio

Fuente: Reuters

El mayor desplazamiento interno de personas registrado el año pasado fue en Filipinas, donde 600.000 personas escaparon de los enfrentamientos entre el Gobierno y los rebeldes musulmanes, dijo el viernes un reporte respaldado por Naciones Unidas.

Los esfuerzos internacionales fracasaron en reducir el número de desplazados internos por conflictos alrededor del mundo, que se mantuvo estable desde el año anterior en una cifra cercana a los 26 millones, el nivel más alto desde mediados de la década de 1990, señaló el informe.

El país con mayor cantidad de desplazados continúa siendo Sudán, con 4,9 millones o cerca de un octavo de la población, más de la mitad de ellos en la región de Darfur, desgarrada por la violencia, dijo el reporte del Consejo Noruego para Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés).

Luego aparecen Colombia (con 4,3 millones) e Irak (con 2,8 millones).

Pero en Filipinas, el número de desplazados nuevos en el 2008 excedió al de Sudán o la República Democrática del Congo.

Cientos de personas murieron en los enfrentamientos desde agosto del 2008, cuando las negociaciones de paz entre el Gobierno y el Frente Moro de Liberación Islámica se estancaron.

El reporte del NRC dijo que pese a que muchos desplazados por los combates retornaron luego a casa, más de la mitad no lo había hecho hasta fines de año. No muchas agencias humanitarias eran capaces de llegar a ellos, dijo a periodistas la Secretaria General de la entidad, Elisabeth Rasmusson.

El reporte indicó que el sur y el sudeste de Asia eran las regiones con el mayor porcentaje de incremento en cuanto a desplazados internos durante el año pasado, donde Africa tuvo el menor número por una década.”El alarmante tamaño y condición de la población mundial de desplazados muestra que los esfuerzos internacionales y nacionales para disminuir y proteger este grupo vulnerable han fallado en gran medida”, dijo Rasmusson.

Anuncios
26
Mar
09

Al-Bashir “extermina refugiados”

Fuente: BBC

El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI) acusó al presidente de Sudan de exterminar refugiados al expulsar a las organizaciones de asistencia internacional del territorio.

Luis Moreno-Ocampo dijo que al impedir que se preste ayuda a los necesitados, Omar al-Bashir estaba atacando a los civiles en los gigantescos campamentos que están desperdigados en la región de Darfur.

“Bloqueando la ayuda humanitaria, Omar al-Bashir está exterminando a los ciudadanos en los campamentos. Al expulsar la asistencia humanitaria, confirmó que está exterminando a su población”, dijo, en entrevista con BBC África, el fiscal de la CPI.

Al-Bashir expulsó a las organizaciones humanitarias internacionales que operaban en su país después de que los jueces de la CPI emitieron una orden de arresto en su contra, a principios de marzo.

El mandatario sudanés había sido acusado previamente de cometer crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

En espacio aéreo internacional

En conversación con la BBC, Moreno-Ocampo hizo un llamado para que el presidente Omar al-Bashir sea arrestado apenas deje suelo sudanés.

Al-Bashir, quien rechaza los cargos y desestima la autoridad de la CPI, tiene planeado asistir a la cumbre de la Liga Árabe que se realiza este mes, a la que lo invitó el anfitrión Qatar, que tampoco ha suscrito el estatuto que creó la CPI, por lo tanto no está obligado a cumplir con sus dictámenes.

No obstante, Moreno-Ocampo le dijo a BBC África que una vez que el mandatario sudanés entre en espacio aéreo internacional, puede ser arrestado.

“Apenas Omar al-Bashir viaje, podrá ser arrestado y trabajaré para que eso suceda. En espacio aéreo internacional es suficiente. El Consejo de Seguridad de la ONU 1593 urge a todos los miembros de la ONU a cooperar con la Corte”.

“Está no es una crisis inventada”

Entre tanto, Estados Unidos volvió a llamar a Sudán a que revoque su decisión de expulsar a las ONG internacionales.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, urgió al Consejo de Seguridad a que presione al gobierno sudanés para que cancele las expulsiones y asegure que no hará nada que empeore una situación que ya de por sí es grave.

“Déjeme ser clara: ésta no es una crisis inventada, como dice el representante de Sudán. Al contrario, ésta es una crisis muy real y urgente provocada por su gobierno. El presidente Bashir y su gobierno son responsables y tienen que responder por todas y cada una de las muertes causadas por esas medidas calculadas y crueles”, dijo.

“El gobierno sudanés tomó esta decisión y es responsable por sus consecuencias, que no sólo cobrarán vidas sino que dejarán a ese gobierno más aislado por su propia culpa”, agregó.

25
Feb
09

Todo el mundo quiere volver a la tierra que le vio nacer

Fuente: Elperiodico.com /Jose García Barahona

He pasado varios días hablando con grupos de mujeres en los campos de refugiados de Darfur. Como viven allí desde hace años, los campos tienen apariencia de pueblos. Han recuperado sus estructuras locales, y con la ayuda de las oenegés y Naciones Unidas han conseguido que haya agua (de eso nos encargamos en Intermón Oxfam), distribución de alimentos, puestos de salud y escuelas. Aparentemente son pueblos normales, a excepción de la aglomeración de personas. Pero esta apariencia desaparece cuando, bajo la sombra de uno de los escasos árboles que hay en la zona, te sientas a charlar con la gente que vive ahí.

Una mujer de Darfur me cuenta: “Nos empezaron a robar el ganado. Venían hombres armados, montados a caballo o en camello y nos robaban nuestros animales, no podíamos hacer nada. Luego volvieron durante la época de la cosecha y se llevaban lo que habíamos recogido. Un día aparecieron varios hombres armados en coches y camellos, empezaron a disparar y a quemar las casas. Me escondí junto a mi familia en casa, pero de repente empezó a arder. Salimos todos corriendo y nos encontrarnos con que fuera había disparos; mataron a mi padre y a dos de mis hermanas. Me escondí en los arbustos hasta que llegó la noche”.

Varias de las historias que me cuentan son iguales.  Son un grupo de 18 y todas han perdido a alguien de la familia: el marido, el padre, los hijos o varios a la vez. Todas cuentan cómo de día se escondían y andaban por la noche en dirección a la frontera con Chad. Vienen de distintos pueblos de Darfur, pero todos los que llegaron hasta aquí tardaron unos tres días en hacer el camino. Una mujer me cuenta que lo que peor recuerda, lo que fue más difícil de superar, más aún que el miedo y que el hambre, era la sed. Anduvo tres días por el desierto sin beber agua. Fue lo primero que pidió al llegar a la frontera con Chad.

Todo el mundo llegó aquí hace cinco años. Venían literalmente con lo puesto, sin nada más. Sus animales, sus herramientas de trabajo, su ropa, los cacharros para cocinar, sus esteras…. lo poco que tenían se quedó en Darfur. Ahora, se podría decir que “no les falta de nada” en el campo de refugiados, pero hay algo que no han recuperado: la autoestima, el sentirse útiles y poder producir su propia comida. Recuerdo que hace tiempo, Salil Shety, Director de la campaña de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas me dijo que cuando alguien tiene que recibir alimentos para poder comer él/ella y su familia, su dignidad queda por los suelos.

En uno de los campos que visito, un hombre joven espera que acabe mi reunión con el grupo de mujeres y viene hacia mi. Me habla en un inglés bastante incomprensible, pero sus palabras me llegan airadas: está harto de estar allí, es joven, está sano y tiene fuerza, quiere trabajar, puede y quiere ganarse la comida por él mismo, no quiere depender de distribuciones. Me dice que estando aquí metido no se siente persona.

Lo único que les devolverá su integridad es volver a su tierra. Aquí en Chad son refugiados, pueden quedarse y son atendidos, pero no son ciudadanos chadianos: no pueden alejarse más de cinco kilómetros del campo donde viven, no pueden trabajar y la poca tierra fértil que hay (esto es el Sahel, aquí no sobran las hectáreas cultivables) está en manos de la población local.

Sólo pueden esperar. Esperar que las cosas se arreglen al otro lado de la frontera, aunque las noticias que les llegan a través de los nómadas y los comerciantes que acuden a los mercados de la frontera no son muy esperanzadoras. El conflicto en Darfur continúa.

A pesar de ello y de la pesadilla por la que han tenido que pasar hasta llegar aquí, siempre tienen una sonrisa a punto de boca. En todas las reuniones, después de acabar los relatos, ya en tono más distendido, siempre me preguntan algo o sale alguna chorrada con la que todo el mundo se parte de risa. Las mujeres que veis sonriendo en la foto son uno de esos grupos de refugiadas a las que mataron a sus familias. Llevan cinco años metidas en los campos de refugiados y no hay perspectivas de poder volver en el corto plazo.

Me reúno con un último grupo y les preguntó, un poco provocativamente, por qué quieren volver si en el campo tienen agua, escuela, puesto de salud, distribución de alimentos y de utensilios de cocina (muchas de estas cosas no las tenían en sus pueblos de origen). Un anciano, se levanta, y muy seriamente me contesta: “Sólo un loco no quiere volver a la tierra que le vio nacer”.




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 58,793 hits