Posts Tagged ‘italia

16
Jul
09

La ONU critica a Italia por expulsar a Libia a inmigrantes ‘sin papeles’

Laura Boldrini, portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Italia, afirmó ayer que el Gobierno italiano está poniendo en riesgo el derecho de asilo de los inmigrantes con las expulsiones de sin papeles en alta mar aplicadas tras firmar el tratado bilateral con Libia. Las críticas de la ONU siguen a las denuncias de varias ONG contra el uso de la fuerza por parte de la marina militar durante una operación de devolución de inmigrantes africanos realizada el 1 de julio.

“Hasta el 6 de mayo pasado”, dijo Boldrini a la agencia Econews, “Italia siempre había cumplido un papel fundamental al salvar vidas humanas, llevando a tierra a los inmigrantes, identificándolos y dándoles la posibilidad de pedir asilo, y expulsando a quienes no tenían derecho a permanecer. Pero desde que empezó la nueva práctica de devoluciones está poniendo en serio peligro el derecho de asilo”.

ACNUR entiende que “es difícil controlar las fronteras y al mismo tiempo garantizar el derecho de asilo”, pero la portavoz añade: “Europa es el corazón de la Convención de Ginebra y no puede perder ese combate”.

Según Gabriele de Grande, un periodista free-lance que ha visitado los centros de detención libios -financiados en parte por Italia y la Unión Europea-, ya lo está perdiendo. Los pasajeros de la barcaza rechazada en aguas de la isla de Lampedusa el 1 de julio “son en su mayoría eritreos que tenían derecho a pedir asilo en Europa, muchos de ellos desertores del Ejército que ahora arriesgan la repatriación o una detención por tiempo indefinido”.

Se trata de 65 hombres, que están en el campo de detención de Zuwarah, y de nueve mujeres, ingresadas en el centro femenino de Zawiyah. Christopher Hein, director del Comité Italiano para los Refugiados, informó por su parte de que uno de los eritreos retenidos en Zuwarah “presenta heridas en la cabeza provocadas por una porra eléctrica”.

En virtud del acuerdo firmado por Silvio Berlusconi y Muammar el Gaddafi el pasado 14 de mayo, Italia ha devuelto ya más de mil inmigrantes a Libia. En otro campamento, el de Misratah, 210 kilómetros al este de Trípoli, hay más de 600 inmigrantes detenidos, informa De Grande, entre ellos 58 mujeres, niños y bebés: “Llevan más de dos años allí, duermen en cuartos sin ventanas de cuatro por cinco metros cuadrados, y hay hasta 20 personas por celda”.

El Gobierno italiano niega las acusaciones. El ministro de Defensa, Ignazio la Russa, ha dicho que se trata de “imputaciones repugnantes”, y ha achacado la violencia al hecho de que algunos inmigrantes “intentaron usar la fuerza contra los militares”.

Mientras, el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, promulgó ayer la Ley de Seguridad, aprobada por el Parlamento el 2 de julio, y envió sendas cartas al Gabinete en las que expresa su “perplejidad y preocupación” ante el texto.

Según Napolitano, las disposiciones de seguridad pública se han ampliado “de modo relevante” durante el trámite parlamentario, y ahora contienen “numerosas normas heterogéneas” y “carentes de organicidad y sistematicidad”.

Además, escribe el jefe del Estado, hay normas de “dudosa coherencia con los principios generales del ordenamiento jurídico y con el sistema penal vigente”. Napolitano llama también la atención sobre los problemas que comportará “la aplicación de la ley”.

El líder de Italia de los Valores, Antonio di Pietro, criticó la iniciativa del presidente de la República porque, a su juicio, debería haber devuelto la ley al Parlamento “en vez de expresar lamentos que sólo son gritos al viento”. El Partido Democrático pidió al Ejecutivo que lleve el polémico texto otra vez a las cámaras.

La nueva Ley de Seguridad introduce el delito de inmigración clandestina (penado con multas de 5.000 a 10.000 euros); da vía libre a las patrullas ciudadanas de ex agentes sin armas; prolonga a 180 días la estadía de sin papeles en los centros italianos, y restringe los derechos sociales y civiles (matrimonio, escolaridad, sanidad y ciudadanía) a los inmigrantes irregulares.

06
Jul
09

Bajas pasiones

El Parlamento italiano se rinde a la xenofobia al convertir en delito la inmigración irregular

Editorial Elpais.es

El Parlamento italiano ha aprobado una ley que convierte en delito la inmigración irregular, castiga con penas de cárcel determinados tratos con los inmigrantes, autoriza las patrullas ciudadanas para colaborar con la policía en su búsqueda y detención, y, amparándose en la directiva europea del retorno, amplía la retención de inmigrantes hasta sus plazos máximos. Gracias a la reacción decidida de los médicos italianos, la obligación de denunciar a los inmigrantes irregulares que acudan a los hospitales para ser atendidos ha quedado fuera de la norma.

La nueva ley responde a una promesa de Silvio Berlusconi, quien ya ha promovido otras medidas incompatibles con el Estado de derecho para tratar con las minorías, como el censo de ciudadanos de origen gitano con ocasión de los ataques que sufrieron en Nápoles y otras ciudades. Desde la Unión Europea se avaló esta medida, adoptada en el marco de la denominada “emergencia gitana”.

El escándalo sobre el uso de medios del Estado en las fiestas privadas de Berlusconi, llenas siempre de atractivas señoritas (las llamadas velinas), unido a leyes como la que acaba de aprobar el Parlamento, permite trazar el cuadro completo de la forma en la que Italia está siendo gobernada: el estímulo de las bajas pasiones de los ciudadanos a través de medidas de un descarnado populismo está sirviendo como señuelo para afianzar un poder guiado por la arbitrariedad y el capricho de una única persona. Lo más grave de cuanto está sucediendo es que, aunque Berlusconi fuera derrotado en las urnas, el sistema legal e institucional italiano ha sido gravemente alterado.

La instauración de patrullas ciudadanas contra la inmigración ilegal supone que, bajo Berlusconi, el Estado italiano ha abdicado de una de sus funciones más irrenunciables. Como principio es inquietante, pero su aplicación práctica ofrece motivos adicionales para la alarma: la policía italiana detuvo recientemente a grupos de ultraderecha que pensaban encuadrase en las patrullas ciudadanas y dar curso así a su xenofobia dentro de un marco legal.

Cuanto está sucediendo en Italia es un problema europeo. No sólo porque Berlusconi se vale de instrumentos como la directiva del retorno, sino porque, en la creciente ola populista que vive Europa, fija pautas de comportamiento que otros pueden seguir. Sobre todo si la Unión se muestra tan condescendiente como hasta ahora.

14
May
09

“GRAVE PREOCUPACION” DE ACNUR POR POLITICA DE INMIGRACION EN ITALIA

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), manifestó “preocupación” por la política italiana de inmigración, que “implica el riesgo de violar” el principio de “no rechazo” de personas que solicitan refugio, establecido en convenciones y protocolos internacionales.

El diario de los obispos italianos, Avvenire, también manifestó su desacuerdo con la política del Ejecutivo en materia de inmigración. “No es lícito criminalizar a los extranjeros como si fueran reos confesos de la degradación en que se encuentra el país”, destacó Avvenire.
El ACNUR, con sede en Ginebra, manifestó por escrito al ejecutivo de Roma su “grave preocupación” por la repatriación a Libia de personas indocumentadas interceptadas o auxiliadas en el mar.


La Organización de la ONU también pidió a las autoridades de Italia que readmitieran “a las personas expulsadas de ese país e identificadas por ACNUR como individuos que buscan protección internacional”.
Para la ONU el principio de no expulsión no tiene limitación geográfica.


“ACNUR-Roma envió hoy una carta al gobierno para afirmar que ACNUR, aunque conciente del problema que la inmigración de (personas) sin papeles plantea a Italia y a otros países de la Unión Europea, está preocupado pues la política aplicada ahora por Italia mina el acceso al asilo en la UE”, dijo en Ginebra el vocero de la agencia, Ron Redmond.


La política inmigratoria italiana también “implica el riesgo de violar el principio fundamental del no rechazo (no refoulement) previsto por la Convención de 1951 sobre los refugiados”, puntualizó Redmond.
El jefe del gobierno de Italia, Silvio Berlusconi, alegó desde la localidad egipcia de Sharm el Sheik, donde participó en una cumbre con el presidente Hosni Mubarak, que quienes llegan sin papeles en embarcaciones precarias “pagaron un billete” y no están “empujadas por su especial situación dentro de países donde serían víctimas de injusticias”.


“No creo que haya nadie que, teniendo los requisitos para pedir ser recibido en Italia, pueda decir que no fue aceptado”, alegó.
Con los rechazos de los inmigrantes Italia no respeta sus responsabilidades en el émbito de las reglas internacionales, dijo en tanto la organización internacional para la defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW).


HRW definió “incorrecta” la interpretación del jefe de gobierno italiano de las reglas internacionales en materia de refugiados.
Berlusconi sostuvo que en los barcos que trasladan inmigrantes clandestinos hacia Italia “prácticamente” no hay “personas que tengan derecho de asilo”, salvo “casos excepcionales”.


Así se refirió el premier a la polémica sobre el “rechazo” de inmigrantes hacia las costas libias contra el que se manifestó el Consejo de Europa.
Esa organización europea con sede en Estrasburgo auspició un cambio en la política inmigratoria italiana, pero relativizó su posición.

04
Abr
09

Un pueblo italiano pone un autobús sólo para inmigrantes

Esto es una verguenza…..

Fuente El pais.com

(Puglia) Una nueva vuelta de tuerca en aras de la seguridad y la calma. Desde el lunes, los inmigrantes y los ciudadanos de Foggia que usan la línea urbana 24 viajarán en autobuses diferentes. Uno para negros, y otro para blancos. Lo ha decidido el jefe de policía, que depende del Ministerio del Interior, y a la empresa local de autobuses y al alcalde, de centro-izquierda, les ha parecido una medida muy razonable.

La línea 24 cubre el trayecto que lleva desde el centro de la ciudad hasta el barrio periférico Borgo Mezzanone. Cerca del borgo, a dos kilómetros, está situado en el Centro de Permanencia de Reclamantes de Asilo (CARA), que ahora alberga a 800 personas, aunque sólo tiene capacidad para 500. El alcalde, Orazio Ciliberti, ha explicado que la línea 24 estaba dando problemas porque siempre iba llena de gente. “Los pasajeros iban hacinados, y algunas veces los nacionales acusaban a los extranjeros de no pagar el billete, y los extranjeros acusaban a los nacionales de lo mismo, y había broncas frecuentes. Así mejoramos el servicio y evitamos las peleas”.

La única diferencia entre las dos líneas 24 es que la de los inmigrantes, casi todos subsaharianos, tendrá una parada más, cerca del CARA, que la línea de uso los foggianos. El alcalde argumenta que la separación favorece a los inmigrantes, que no tendrán que caminar tanto.

El gobernador de la región, Nichi Vendola, ha dicho que la medida le parece un “apartheid intolerable”, y ha pedido al alcalde que si los servicios actuales son insuficientes, se refuercen “pero para todos”. “La línea para extracomunitarios tiene todo el sabor de la separación, debe abolirse lo antes posible”, ha dicho.

El tunecino Habib Ben Sghaier, presidente de la Asociación de Comunidades Extranjeras de Foggia, ha considerado la medida “puro racismo” y ha dicho que se le hace difícil creer que la haya avalado la Delegación de Gobierno.

Pero la ONU, a través del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Italia, ha defendido el servicio y considera que no es discriminatorio. Según Laura Boldrini, portavoz de la agencia para los refugiados, “el autobús que conecta el CARA de Borgo Mezzanone con la estación de Foggia lleva activo varios años. Si la línea fuese la única inutilizable y estuviese prohibido a los inmigrantes utilizar otros medios públicos sería un hecho gravísimo. Pero según la información que tenemos, no es ésa la situación”.

Según el ACNUR, el dato positivo es que la comunidad local de Borgo Mezzanone ha sido siempre acogedora con los niños de los reclamantes de asilo, que frecuentan las escuelas locales. “Para evitar tensiones entre los locales y los inmigrantes, es importante que haya disponibilidad de servicios para todos, incluidos transportes públicos”, añade la portavoz, “y que se incrementen los transportes entre el CARA y la ciudad”.

El alto número de inmigrantes en espera del derecho de asilo, señala también ACNUR, “no ayuda a la serenidad de la convivencia”.




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 56,971 hits