Posts Tagged ‘Migrantes

03
Jun
11

Encuentro por la defensa de los derechos de migrantes y refugiadxs: 23 y 24 de Junio

 

Anuncios
16
Dic
10

La Europa peor

La directiva del permiso único que proyecta la UE es una inaceptable regresión de derechos

El Parlamento Europeo podría aprobar hoy por mayoría simple un nuevo recorte de los derechos de los trabajadores extranjeros en la Unión. Cuando, en 2008, se adoptó la directiva del retorno se hizo bajo la promesa de que la lucha contra la inmigración ilegal permitiría una mayor equiparación con los trabajadores nacionales de los extranjeros en situación regular. Era un señuelo: la norma que podría aprobarse hoy, la directiva del permiso único, confirma una inaceptable regresión en los derechos de los trabajadores con la excusa de que solo se aplicará a los que proceden de países terceros. Los derechos no derivan de la condición de las personas, sino de la actividad que realizan; en este caso, un trabajo por cuenta ajena. Por esta razón, la nueva directiva, de aprobarse, no solo implicaría un recorte de los derechos sociales asociados a la actividad laboral la realice quien la realice, sino un nuevo atentado contra el principio de igualdad.

La adopción de políticas comunes fue durante mucho tiempo un estímulo para hacer de la Unión Europea un espacio regido por los principios que dieron lugar a las sociedades más libres, más prósperas y más justas. La inmigración se ha convertido, sin embargo, en una coartada para todo lo contrario. Cada vez que la Unión se ha propuesto en los dos últimos años regular la presencia de trabajadores extranjeros ha sido para convalidar medidas que, con anterioridad, se situaban en ámbitos colindantes con el populismo y la xenofobia. Primero fueron los extranjeros en situación irregular y ahora aquellos a quienes, por disponer de permiso de residencia y de trabajo en regla, se decía querer favorecer.

La directiva que el Parlamento votará hoy deroga para los extranjeros que trabajan legalmente en la Unión derechos tales como el de seguir cobrando las pensiones de regresar a su país de origen, gozar de prestaciones familiares o los referidos a la vivienda, la formación y la formación permanente. Si se aprueba la directiva del permiso único, los inmediatos perjudicados serán los trabajadores a los que afecte. Pero los derechos de los que se les priven no habrán salido indemnes al perder su condición de universales, convirtiéndose en un privilegio para los trabajadores nacionales y en una discriminación para los extranjeros.

La directiva del permiso único, de pasar el trámite parlamentario, sería aprobada en el próximo Consejo de Ministros de Justicia e Interior, no en el de Empleo y Asuntos Sociales. La instancia elegida es significativa del tipo de aproximación por el que ha optado la Unión a la hora de regular los derechos de los trabajadores extranjeros. Esta no es la Europa que deseaban los líderes que concibieron e impulsaron hace medio siglo su integración, ni tampoco la que alimentó las esperanzas de sus ciudadanos. Directivas como la del permiso único, o como la del retorno, son criaturas de una Europa diferente. No más integrada, sino peor.

Fuente: Editorial-Elpais

21
Jun
10

Abierta la convocatoria para el Festival internacional CineMigrante

CineMigrante ha abierto su convocatoria a participar de la I ° Edición del Festival Internacional de Cine y Formación en Derechos Humanos de las personas migrantes.

Invita a participar a todos aquellos largometrajes, mediometrajes y cortometrajes que aborden la temática migratoria, entendiendo a la migración desde la simple necesidad de movimiento del cuerpo, desde la acción de caminar un territorio en busca de un sustento; desde la necesidad de salir de un estado de guerra, de conflictividad; desde un movimiento que cruza una frontera física o imaginaria, que sale del estado de indefección hacia la acción; desde el habitar un nuevo espacio, ocuparlo y modificarlo.

El mismo se realizará entre el 22 y 29 de septiembre en la Ciudad de Buenos Aires y luego en diversas sedes en la Argentina.

El formato, género, año de realización y duración es libre. El límite para la recepción de obras para esta edición es el 10 de Agosto.

Como objetivo, el Festival se propone promover el diálogo intercultural y la integración de las culturas de los diferentes espacios, regiones y territorios de Argentina, Latinoamérica y el mundo, difundiendo obras cinematográficas que retraten la realidad social de aquellos que por diversas causas hemos tenido que movernos, migrar, o habitar otros territorios, generando, de este modo, espacios de información y formación en derechos humanos.  Te invitamos a sumarte!

Inscripción: Enviar dos copias de selección y exhibición en DVD multizona, de alta calidad, sin código para que puedan ser copiadas a disco rígido. Ficha de inscripción impresa, completa, firmada por el director y por quien detente los derechos de exhibición. Esta ficha previamente deberá haberse enviado on-line a través de la página.

Ver reglamento y descargar la ficha de  inscripción en www.cinemigrante.org

Los sobres deben ser enviados a:

CineMigrante/Ma. Florencia Mazzadi

1°  Festival Internacional de Cine y Formación en derechos

Dirección: Viel 1137 Dpto. 1 (1424) Capital Federal, Buenos Aires Argentina

15
Oct
09

Grecia: Riesgos crecientes para los migrantes y niños no acompañados

Comunicado de HRW: La Unión Europea debe presionar al recién elegido Gobierno griego a poner fin a la detención abusiva y expulsiones sumarias de migrantes, incluyendo a niños no acompañados, y a reformar el sistema de asilo roto del país, señaló Human Rights Watch en un informe publicado hoy.

En un movimiento a gran escala, las autoridades griegas detuvieron a centenares de migrantes en todo el país, entre junio y agosto de 2009, expulsándolos de deterioradas viviendas en Atenas, arrasando con un campamento en Patras, y deteniendo a los recién llegados a las islas.  Los niños no acompañados atrapados en la represión se encontraban entre los muchos que fueron posteriormente trasladados a centros de detención en el norte, cerca de la frontera con Turquía.  Desde allí,  en operaciones secretas nocturnas, la policía griega obligó a decenas de migrantes – posiblemente cientos, incluyendo a niños no acompañados y potenciales refugiados – a atravesar la frontera con Turquía.

“Las expulsiones ilegales de Grecia han llegado a un nuevo nivel”, dijo Simone Troller, investigadora para Human Rights Watch. “Los migrantes están siendo ahora arrestados en todo el país y luego empujados a Turquía. Evidentemente, las personas que necesitan protección no están seguras en Grecia”.

El sistema disfuncional de asilo de Grecia está totalmente en manos de la policía, quien crea obstáculos para la presentación de solicitudes de asilo y niega  a los solicitantes de asilo audiencias justas y evaluaciones de sus casos.  Más del 99 por ciento de los solicitantes de asilo son rechazados después de su primera entrevista.  En julio, el Gobierno anterior abolió los procedimientos de apelación de asilo, un requisito estándar en el derecho europeo e internacional de derechos humanos.  La acción dejó a adultos y niños sin una solución efectiva y con el riesgo de ser deportados a lugares donde sus vidas y su seguridad pueden estar en riesgo.

Human Rights Watch entrevistó a 16 personas que fueron detenidas entre julio y septiembre en la región de la frontera norte de Grecia.  Dos de ellas nos describieron cómo la policía griega los obligó a cruzar el río Evros hacia Turquía.  Las autoridades turcas los enviaron de vuelta a Afganistán.  Otras ocho personas dijeron que vieron a la policía griega llevarse  a los inmigrantes de los centros de detención al anochecer en camiones o furgonetas.  Cuatro de ellos dijeron que las personas que fueron sacadas más tarde se pusieron en contacto con los detenidos que se quedaron y les dijeron que la policía los había expulsado a Turquía.

Estas relatos son coherentes con la previa documentación de Human Rights Watch sobre la expulsión sistemática e ilegal de migrantes y refugiados en Grecia, en un informe de noviembre de 2008 titulado “Stuck in a Revolving Door: Iraquies and Other Asylum Seekers and Migrants at the Greece/Turkey Entrance to the European Union” (Atrapados en una puerta giratoria: Los iraquíes y otros solicitantes de asilo y los migrantes en la entrada de Grecia/Turquía a la Unión Europea).  En ese momento, Human Rights Watch realizó entrevistas privadas y confidenciales en varios lugares, tanto en Grecia como en Turquía, con 41 solicitantes de asilo y refugiados, quienes en su totalidad dieron versiones coherentes de  cómo las autoridades griegas los llevaron al río Evros en la noche y los obligaron a cruzarlo.  Las recientes entrevistas presentan nuevas pruebas de que las autoridades griegas están ahora expulsando no sólo a los migrantes detenidos atrapados cerca de la frontera, sino también a aquellos detenidos en otras partes del país, incluyendo a potenciales refugiados y niños no acompañados.

Migrantes, incluyendo solicitantes de asilo y niños que fueron detenidos en las instalaciones de detención en el norte de Grecia, también informaron a Human Rights Watch sobre hacinamiento, condiciones antihigiénicas con una alimentación insuficiente y problemas de salud no tratados.  Varios se refirieron a malos tratos infligidos por los guardias.  Estos informes son consistentes con la previa documentación de Human Rights Watch sobre las condiciones de detención y el maltrato a los migrantes y niños no acompañados.

El sistema de asilo de Grecia y las condiciones de detención claramente violan la ley de la UE, así como los estándares europeos e internacionales de derechos humanos, afirmó Human Rights Watch.  Sin embargo, a pesar de las críticas en curso y un reciente deterioro de la situación tanto en la legislación como en la práctica, la Comisión Europea se mantuvo en silencio y no logró que Grecia rindiera cuentas.

“La detención abusiva de Grecia y la expulsión ilegal de migrantes han sido ignoradas por mucho tiempo,” dijo Troller.  “Con un nuevo Gobierno en el poder, poner fin a estos abusos, proteger a los niños migrantes, y reformar las prácticas de asilo deben ser prioridades urgentes  para Atenas,  y Bruselas”.

Human Rights Watch pide al nuevo Gobierno en Grecia poner fin de inmediato a las expulsiones ilegales a través del río Evros.  Grecia también debe hacer cumplir la prohibición de exponer a la gente al riesgo de malos tratos, tanto en Grecia o como resultado de ser sacado de Grecia. Asimismo, debe garantizar el acceso de todos los migrantes al procedimiento de asilo y restaurar un proceso significativo de apelación.

11
Jun
09

Sin nombre, el drama de los inmigrantes cruzando la frontera al norte: Trailer

13
Mar
09

Inmigrantes al borde de la exclusión social

Un artículo de Christian de Angelis, Barcelona

El aumento del paro entre los extranjeros no tiene un efecto homogéneo entre las diferentes nacionalidades más abundantes en Catalunya. En todo caso, la mayoría rechaza optar por los planes de retorno a sus países de origen.

Razvan es un ciudadano rumano de 31 años afincado en Catalunya desde 2004. Habla perfecto castellano, inglés y algo de catalán, y ha ejercido en los últimos años de jefe de obra. Ahora, con la crisis, ha decidido volver a Rumania, un país que recibirá 30.000 millones de euros de inversión de la Unión Europea hasta 2013 y que ha emprendido acciones para recuperar talento de la diáspora rumana. Pero el caso de Razvan no es generalizable para los 1.103.790 ciudadanos extranjeros ubicados en Catalunya a 1 de enero de 2008.

Es la mayor transformación social experimentada por Catalunya en los últimos años y ahora, con la crisis, puede convertirse en un problema de magnitudes desconocidas. La inmigración extranjera comenzó a crecer significativamente en 2000, al calor del aumento de la demanda laboral y del boom inmobiliario. Ahora, la población extranjera supone un 15% del total, pero su peso en el colectivo de desempleados asciende al 20,5%.

Paro y nacionalidades
Este desajuste hace evidentes los problemas en la adaptación de los inmigrantes al mercado laboral y, sobre todo, un riesgo creciente de que millares de personas entren en situaciones de pobreza, marginación y precariedad. La Generalitat, según el secretario para la Immigració, Oriol Amorós, ya plantea un aumento del presupuesto para el Indicador de rentas de suficiencia (Ipri) para “parar el golpe”.

La situación socioeconómica de los inmigrantes cambia en función de las diferentes nacionalidades. Fátima Ahmed, portavoz de Ibn Batuta, y Montse Puig, responsable de inserción laboral de la asociación, señalan que el colectivo marroquí, el más numeroso de Catalunya, ha accedido en los últimos años “básicamente a contratos de peonaje en la construcción, aunque también hay experiencias de creación de pequeñas subcontratistas del sector”.

En muchos casos, la inmigración marroquí, con un 61% de hombres, ha tenido un desarrollo laboral en la construcción “muy endogámico”, explica Puig, con empleadores de su misma nacionalidad y dificultades importantes lingüísticas. “Ahora –prosigue– ven que han estado sumergidos en su trabajo, que han perdido su empleo y que tienen muy pocas posibilidades de encontrar otro”.

También se da un volumen significativo de marroquíes, tanto hombres como mujeres, con “experiencias varias”, señala Puig, que en un mismo año han podido ejercer de albañil, camarero, vendedor y cuidador de personas mayores, por ejemplo. “El mercado les ha pedido que sean dúctiles y ahora continúan ofreciéndose para trabajar de lo que sea; pero las empresas solicitan cada vez más un perfil profesionalizado; son tanto o más difíciles de reinsertar que los parados de la construcción”, agrega.

En cuanto a las mujeres marroquíes, la situación que se da en muchos casos resulta paradójica. Por lo general, señala Ibn Batuta, las que han podido trabajar tienen un perfil laboral más definido, en áreas como la limpieza y el cuidado personal, dos actividades menos afectadas por la caída del consumo y el crac inmobiliario. Sin embargo, los hijos y cónyuges han llegado a través de la reagrupación se han tenido que quedar en casa: “la ley de extranjería era muy patriarcal”, indica Puig. Ahora muchas mujeres buscan su propio permiso de trabajo y la tasa de actividad femenina aumenta.

Casos sudamericanos
Tras marroquíes y rumanos, ecuatorianos, bolivianos y colombianos ocupan la tercera, cuarta y quinta posición en el ranking de inmigrantes por nacionalidades. Su inserción en el mercado laboral catalán tiene semejanzas con los primeros, con muchos empleos en la construcción para los hombres y más trabajo de servicios a las personas para las mujeres.

Pero existe una diferencia de origen, tal y como explica Javier Bonomi, presidente de Fedelatina: “ocurre lo contrario con los marroquíes, ya que el modelo de inmigración es muy feminizado; primero viene la mujer y después reagrupa a sus hijos y su marido”. La tasa de actividad entre las mujeres sudamericanas es diez puntos superior a la de los hombres.

Las menores barreras idiomáticas no han hecho que los inmigrantes sudamericanos sean más activos que los pakistaníes, por ejemplo, en la creación de empresas. Parte de los colombianos, señala Bonomi, sí han optado por la autoocupación. “Como los argentinos, peruanos y uruguayos, los colombianos tienen visados más antiguos, están menos ligados a la construcción y más preparados para afrontar la crisis”, añade.

El mayor riesgo de exclusión, según Fedelatina, se da para ecuatorianos y bolivianos –especialmente hombres jóvenes–, para los que se añade el problema del alto endeudamiento. “El ecuatoriano tipo –explica– obtuvo su regularización en 2001 y una mezcla de moda y necesidad hacía que dos o cinco años después el siguiente paso del arraigo pasara por la compra de un coche y un piso a crédito; el boliviano llegó más tarde, en buena parte procedente de una primera migración a Argentina, y no ha tenido tiempo de comprar”.

Florin Gaiseanu, presidente de la Associació Cultural Rumanesa (Asocrom), ve con más optimismo la situación del colectivo de rumanos en Catalunya. En la época del dictador Nicolae Ceausescu, explica, se construyó mucho en el país y buena parte de inmigrantes rumanos llegaron con alto nivel de capacitación técnica. Además del peonaje, la construcción ha generado ocupaciones técnicas para los ciudadanos de Rumania, desde instalaciones eléctricas hasta trabajos de arquitectura. “La mayoría ha llegado con cierta preparación, pero lo han tenido que demostrar poco a poco”, comenta.

A diferencia de los sudamericanos –que se concentran en el área de Barcelona– y los marroquíes –con mucha presencia en todo el territorio–, la inmigración rumana ha rechazado por lo general residir en la capital. Sólo 6.494 están en Barcelona y les siguen las comunidades instaladas en Lleida, Reus y Tarragona. Otro hecho diferencial de la inmigración rumana es el carné de nacionalidad europea, reconocida con plenos derechos desde 2007. “Muchos ya no se sienten inmigrantes; forman parte de la sociedad catalana”, sostiene Gaiseanu.

Más formación

Otro fenómeno que se da con el aumento de paro inmigrante es el florecimiento de capacitaciones laborales hasta ahora ocultas. Amorós lo explica gráficamente: “había un sector, la construcción, muy goloso, y no hemos aprovechado la capacidad laboral de nuestra inmigración; había una presión hacia el trabajo no cualificado”. Las asociaciones de apoyo a los inmigrantes coinciden en que aparecen ahora en las peticiones de empleo lingüísticas, pedagogos, enfermeras y técnicos de varias disciplinas, ante lo que surge un nuevo problema de tipo burocrático, la homologación de títulos. “El proceso es muy lento”, reconoce Amorós, que destaca que el Govern prepara un servicio de ayuda a la tramitación de homologación de títulos.

Entidades y responsables de la administración local también coinciden en destacar un aumento de la demanda formativa, especialmente en idiomas. Bonomi apunta a la alta movilidad de los trabajadores inmigrantes, tanto geográfica como entre diferentes sectores. “Es un colectivo muy adaptable y somos trabajadores migrantes; esto es una ventaja competitiva”.

Esto no significa, sin embargo, que sean ciertas las teorías del retorno masivo de inmigrantes debido a la crisis, a pesar de que las nuevas llegadas han disminuido y algunos casos “testimoniales” de retorno, en palabras de Ahmed y Puig. Bonomi coincide: “el retorno es marginal, mínimo y sólo opta por ello el que está en absoluta marginalidad, no llega ni al 0,1%; la situación en nuestros países es mucho peor”. Capítulo aparte es el caso de Rumania: el gobierno del país financia un plan de retorno para recuperar talento, en el que piensa articular incluso instrumentos fiscales. “Se necesitan 1,8 millones de trabajadores”, comenta Gaiseanu.

“La decisión del retorno –indica Amorós– es de balance de alternativas; por eso la mayoría no volverá”. Tampoco se esconde por parte de entidades y políticos la importancia de las prestaciones sociales. “Ante una situación de crisis y miseria en tu país y crisis y prestaciones en el país en el que estás afincado, ¿tú que harías?”, pregunta un inmigrante.

12
Mar
09

Los migrantes traen soluciones

Un artículo de Clarín Digital

Ante un mundo que se encuentra frente a una crisis financiera de gran magnitud, es importante cambiar el paradigma con que se suele ver a los migrantes y corroborar que ellos pueden ser más parte de la solución que la causa de conflictos.

Este nuevo contexto impone analizar lo que sucede con los movimientos migratorios, y esto es así porque existe una idea errónea que postula que, ante una crisis, los migrantes quitan los escasos puestos de empleo a los trabajadores locales, o compiten por los beneficios y servicios sociales. Es una falsa percepción, de la que en muchos casos no sólo se hacen eco los ciudadanos, sino también los gobiernos.

La migración es uno de los agentes más influyentes de la economía porque es un factor que le aporta dinamismo, eficiencia y ayuda para su desarrollo. Por lo tanto, del escenario actual de crisis no se saldrá restringiendo o bloqueando estos grandes movimientos humanos.

En los últimos años se han producido importantes cambios tanto en el flujo como en la composición de las migraciones laborales en todo el planeta. La movilidad humana ha adquirido una dimensión global sin precedentes, registrándose desde 1965 un incremento de dos veces y medio, siendo en 2005 más de 190 millones los migrantes internacionales. Hoy las migraciones, tanto internas como transfronterizas, están mucho más orientadas a desplazamientos temporarios, y la diferencia entre países de origen y de destino son cada vez más difusas. A su vez, la presencia femenina es cada vez más importante, siendo hoy casi la mitad de los migrantes si se la compara con los niveles de comienzos del siglo XXI. Los desequilibrios también se dan en el plano demográfico, donde muchas naciones desarrolladas cada vez poseen una población más anciana y por lo tanto más necesitada de mano de obra joven que cubra las necesidades laborales. El año pasado ya se registró un crecimiento del 21% de personas que llegaron a los 60 años en los países desarrollados, y para el 2050 ésta aumentará al 32%, pasando a haber el doble de ancianos que de niños en los países industrializados. De no haber una política abierta que permita una bocanada de aire joven, muchos países de Europa dejarán de tener trabajadores. En este caso, una política de restricción laboral extranjera es casi un acto de suicidio nacional.

Asimismo, si bien es cierto que la tecnificación cada vez hace más prescindible la presencia humana, muy difícilmente la máquina pueda reemplazar a la enfermera, al mecánico o al conserje de un hotel, o hacer el trabajo no calificado que muchos se niegan a realizar por considerarlos poco dignos.

A su vez los trabajadores migrantes en muchos casos son un factor crucial para los mismos países de procedencia, registrándose en el 2007 un movimiento de casi 337 mil millones de dólares en remesas (casi un incremento del 99% en cinco años) de los cuales 251 fueron a países en vías de desarrollo.

Para algunos continentes este dinero es incluso mucho más importante que la ayuda internacional que reciben: en 2005, para Sudamérica las remesas fueron 8,4 veces mayores, el promedio más alto del mundo.

La actual dinámica de la economía global y la actual crisis que la afecta necesitan de la movilidad humana para equilibrar las disparidades salariales, los desequilibrios demográficos y las discrepancias del los mercados laborales. Tras varias décadas de un acelerado y creciente proceso de globalización sin precedentes en la historia, es momento de que la flexibilización en materia de circulación de mercancías, capitales y servicios también llegue al desplazamiento de los seres humanos y familias que buscan mejorar sus ingresos y sus niveles de vida.

Porque ya no hay duda que las migraciones no son un fenómeno que divide o debilita a las Naciones; al contrario, son parte constitutiva de su construcción, su dinámica y el fortalecimiento de las mismas. La Argentina bien lo sabe. Brindar nuevas posibilidades de desempeño y ampliar las oportunidades de trabajo es la única manera de contribuir a hacer de este mundo en dificultades un lugar mucho menos peligroso, mucho más justo, equitativo y seguramente más feliz




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 58,793 hits