Posts Tagged ‘CIE

24
Abr
11

Vergüenzas

Compartimos una entrada del blog Con los pies en la arena

Por: Irene Milleiro

 

Hoy les voy a contar una historia, la historia de Kaila.

Kaila no ha cometido ningún delito –a no ser que sea un delito irte a otro país a buscar una vida mejor. Como no ha hecho nada malo y no la pueden meter en la cárcel, las autoridades del país la han encerrado en un centro para personas como ella.

A Kaila le han diagnosticado un cáncer intestinal grave, y por eso necesita ir al baño frecuentemente, de día y de noche, y muchas veces con urgencia. Pero su habitación está cerrada y no tiene inodoro, y cuando llama al timbre los guardias tardan mucho, a veces muchísimo, en abrir la puerta para acompañarla al baño. Así que ya se imaginan lo que pasa. Los amigos que pueden visitarla le traen algunos productos para ayudarle en su higiene, pero los guardias –alegando motivos de seguridad- no se los dejan pasar.

Kaila necesita una medicación y una dieta determinadas. Pero en el centro la comida es la misma para todos, y sólo hay un médico y un enfermero, que no siempre la pueden o quieren atender. Le sube la tensión, y de vez en cuando se desmaya. Sus familiares le escriben para que no se sienta sola, pero las cartas le llegan abiertas, a pesar de que la policía no tiene ningún derecho a abrirlas o leerlas.

Hay personas que han querido denunciar el comportamiento de algunos policías, pero no pueden porque no saben quienes son, ya que –en un gesto propio de mafioso carcelero americano de la Milla Verde– éstos le dan la vuelta a su placa reglamentaria para que no se puedan ver sus números de identificación.

Me gustaría decir que esto es una historia irreal, pero lo único irreal es el nombre de Kaila.

Me gustaría decir que esta historia sucede en Birmania, o en la República Centroafricana, pero por mucha vergüenza que me dé, resulta que sucede aquí al lado, en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche.

Me gustaría decir que la historia es exagerada, pero lo confirma todo un Auto del Juzgado de Instrucción Nº 6 de Madrid  que ordena al director del Centro tomar las medidas necesarias para garantizar el cuidado de Kaila y el resto de personas internas –que pueden no ser todos angelitos, pero son personas.

El auto es del mismo juez –Ramiro García de Dios– que hace unos meses ordenó abrir el CIE a las visitas de las ONG. Les recomiendo en este foro los comentarios de algunos policías sobre esta medida y sobre el juez que la dictó. Y les recomiendo también leer esta entrevista con el juez, una de esas personas que –en mi modesta opinión- cuentan con el menos común de todos los sentidos: el sentido común. Pero juzguen ustedes mismos.

Anuncios
12
Dic
09

Informe CEAR

CEAR insiste en que se investiguen los malos tratos en los CIEs.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ante el comunicado hecho público por el Ministerio del Interior en el que “niega que los extranjeros sufran malos tratos en los centros de internamiento”, y las declaraciones del ministro Rubalcaba en las que se exige a CEAR que “ponga encima de la mesa las pruebas”, considera necesario puntualizar lo siguiente:

CEAR insiste en que los hechos recogidos por el estudio sobre los tres Centros de Internamiento de Extranjeros cuentan con los suficientes testimonios cotejados por diversas fuentes y en un grado de certeza como para que los tribunales los investiguen de manera independiente y exhaustiva. Así lo ha manifestado  siempre CEAR al Ministerio en las reuniones mantenidas.  Y así lo va a manifestar  en cualquier reunión con el Ministerio a la que CEAR sea convocada, pues, como ha sido siempre norma de actuación, CEAR mantiene la más absoluta voluntad de colaboración.

De hecho, el informe sobre los CIE, en su integridad,  fue puesto en conocimiento del Ministerio del Interior  -que autorizó las visitas para elaborar el informe- con anterioridad suficiente a su difusión a la opinión pública.

CEAR seguirá alertando de cualquier delito del que tenga conocimiento siempre que se cuente con indicios suficientes de que dicho delito pueda haber existido. CEAR es consciente de que muchas de las víctimas de malos tratos en los CIEs ya no pueden testificar, puesto que han sido expulsadas de nuestro país antes de poder hacerlo. Otras siguen aquí, como CEAR ha manifestado en las reuniones mantenidas con el Ministerio del Interior durante el proceso de elaboración del informe sobre los CIEs.  En todos los casos, CEAR considera una obligación moral que cualquier persona que sea testigo o conocedora de malos tratos lo denuncie, y así anima a hacerlo.

Más allá de los casos de malos tratos o torturas, CEAR señala en el informe “Situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros en España” problemas estructurales que se sufren en los CIEs y que requieren de reformas normativas y  cambios en las prácticas de manera urgente. CEAR espera que, como primer paso, éstas sean introducidas en el desarrollo reglamentario de la ley de extranjería.

CEAR reitera que la situación de los CIEs en nuestro país requiere de profundos cambios para que estos centros sean compatibles con la transparencia y el escrupuloso respeto a la ley y a los derechos que un Estado democrático le debe a todos los ciudadanos que en él residen, más allá de su situación administrativa.

17
Feb
09

‘Nos desnudan, nos insultan y nos dicen que somos basura de fuera’

Fuente: Periodico El Mundo

Entran gritando en la celda de noche, con porras y atuendos de antidisturbios. A los sin papeles que comparten habitación les gritan “gilipollas”, “moros” o “sucios”, mientras golpean el exiguo mobiliario y encienden una algazara desquiciante de brazos que caen a oscuras.

“A un compañero al que le encontraron un rollo de papel higiénico [material prohibido] le hicieron poner las manos a la vista y simularon que se las iban a aporrear”, cuenta a EL MUNDO un ex interno. “Dan golpizas, nos insultan, nos vejan… Yo no soy ningún delincuente. Soy un obrero de la construcción que no tengo papeles. Pero jamás he recibido un maltrato similar”.

La última incursión tuvo lugar en el módulo uno entre la noche del 1 de febrero y las dos de la madrugada del día 2. Hubo una discusión porque uno de los confinados fumaba. Al interno número 21, el argelino Alí Khamel, los policías le rompieron el brazo, otro sufrió lesiones en la mano y varios acabaron con policontusiones.

Lo suscriben 85 inmigrantes clandestinos retenidos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid, que hace un par de semanas consiguieron sacar al exterior, por un conducto poco ortodoxo que no viene al caso, un manuscrito de seis folios pidiendo auxilio.

“Nos desnudan y tiran nuestras cosas al suelo, desarman nuestras camas, nos insultan y nos humillan con sus amenazas. Nos recuerdan que somos basura que ha llegado de otros pueblos“, denuncian.

El mensaje de dentro de la botella ha llegado al otro lado de la valla. La Fiscalía de Madrid investiga ya la denuncia de los sin papeles y el delegado de Extranjería de la institución, Salvador Ortolá, tiene previsto acudir esta semana al CIE para indagar sobre lo ocurrido. El Defensor del Pueblo ha abierto un expediente para conocer el funcionamiento de un centro de internamiento con capacidad para unas 250 personas. Varias ONG empiezan a hacer preguntas. ¿Qué está pasando intramuros?




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 58,793 hits