Posts Tagged ‘Human rights watch

15
Oct
09

Grecia: Riesgos crecientes para los migrantes y niños no acompañados

Comunicado de HRW: La Unión Europea debe presionar al recién elegido Gobierno griego a poner fin a la detención abusiva y expulsiones sumarias de migrantes, incluyendo a niños no acompañados, y a reformar el sistema de asilo roto del país, señaló Human Rights Watch en un informe publicado hoy.

En un movimiento a gran escala, las autoridades griegas detuvieron a centenares de migrantes en todo el país, entre junio y agosto de 2009, expulsándolos de deterioradas viviendas en Atenas, arrasando con un campamento en Patras, y deteniendo a los recién llegados a las islas.  Los niños no acompañados atrapados en la represión se encontraban entre los muchos que fueron posteriormente trasladados a centros de detención en el norte, cerca de la frontera con Turquía.  Desde allí,  en operaciones secretas nocturnas, la policía griega obligó a decenas de migrantes – posiblemente cientos, incluyendo a niños no acompañados y potenciales refugiados – a atravesar la frontera con Turquía.

“Las expulsiones ilegales de Grecia han llegado a un nuevo nivel”, dijo Simone Troller, investigadora para Human Rights Watch. “Los migrantes están siendo ahora arrestados en todo el país y luego empujados a Turquía. Evidentemente, las personas que necesitan protección no están seguras en Grecia”.

El sistema disfuncional de asilo de Grecia está totalmente en manos de la policía, quien crea obstáculos para la presentación de solicitudes de asilo y niega  a los solicitantes de asilo audiencias justas y evaluaciones de sus casos.  Más del 99 por ciento de los solicitantes de asilo son rechazados después de su primera entrevista.  En julio, el Gobierno anterior abolió los procedimientos de apelación de asilo, un requisito estándar en el derecho europeo e internacional de derechos humanos.  La acción dejó a adultos y niños sin una solución efectiva y con el riesgo de ser deportados a lugares donde sus vidas y su seguridad pueden estar en riesgo.

Human Rights Watch entrevistó a 16 personas que fueron detenidas entre julio y septiembre en la región de la frontera norte de Grecia.  Dos de ellas nos describieron cómo la policía griega los obligó a cruzar el río Evros hacia Turquía.  Las autoridades turcas los enviaron de vuelta a Afganistán.  Otras ocho personas dijeron que vieron a la policía griega llevarse  a los inmigrantes de los centros de detención al anochecer en camiones o furgonetas.  Cuatro de ellos dijeron que las personas que fueron sacadas más tarde se pusieron en contacto con los detenidos que se quedaron y les dijeron que la policía los había expulsado a Turquía.

Estas relatos son coherentes con la previa documentación de Human Rights Watch sobre la expulsión sistemática e ilegal de migrantes y refugiados en Grecia, en un informe de noviembre de 2008 titulado “Stuck in a Revolving Door: Iraquies and Other Asylum Seekers and Migrants at the Greece/Turkey Entrance to the European Union” (Atrapados en una puerta giratoria: Los iraquíes y otros solicitantes de asilo y los migrantes en la entrada de Grecia/Turquía a la Unión Europea).  En ese momento, Human Rights Watch realizó entrevistas privadas y confidenciales en varios lugares, tanto en Grecia como en Turquía, con 41 solicitantes de asilo y refugiados, quienes en su totalidad dieron versiones coherentes de  cómo las autoridades griegas los llevaron al río Evros en la noche y los obligaron a cruzarlo.  Las recientes entrevistas presentan nuevas pruebas de que las autoridades griegas están ahora expulsando no sólo a los migrantes detenidos atrapados cerca de la frontera, sino también a aquellos detenidos en otras partes del país, incluyendo a potenciales refugiados y niños no acompañados.

Migrantes, incluyendo solicitantes de asilo y niños que fueron detenidos en las instalaciones de detención en el norte de Grecia, también informaron a Human Rights Watch sobre hacinamiento, condiciones antihigiénicas con una alimentación insuficiente y problemas de salud no tratados.  Varios se refirieron a malos tratos infligidos por los guardias.  Estos informes son consistentes con la previa documentación de Human Rights Watch sobre las condiciones de detención y el maltrato a los migrantes y niños no acompañados.

El sistema de asilo de Grecia y las condiciones de detención claramente violan la ley de la UE, así como los estándares europeos e internacionales de derechos humanos, afirmó Human Rights Watch.  Sin embargo, a pesar de las críticas en curso y un reciente deterioro de la situación tanto en la legislación como en la práctica, la Comisión Europea se mantuvo en silencio y no logró que Grecia rindiera cuentas.

“La detención abusiva de Grecia y la expulsión ilegal de migrantes han sido ignoradas por mucho tiempo,” dijo Troller.  “Con un nuevo Gobierno en el poder, poner fin a estos abusos, proteger a los niños migrantes, y reformar las prácticas de asilo deben ser prioridades urgentes  para Atenas,  y Bruselas”.

Human Rights Watch pide al nuevo Gobierno en Grecia poner fin de inmediato a las expulsiones ilegales a través del río Evros.  Grecia también debe hacer cumplir la prohibición de exponer a la gente al riesgo de malos tratos, tanto en Grecia o como resultado de ser sacado de Grecia. Asimismo, debe garantizar el acceso de todos los migrantes al procedimiento de asilo y restaurar un proceso significativo de apelación.

31
Mar
09

500 dólares por poder ser refugiado

Fuente: Elmundo.es

Cientos de los miles de refugiados de somalíes que viven en Kenia sufren extorsión y abuso por parte de la policía corrupta y violenta, según denuncia Human Rights Watch, en el informe ‘Del Horror a la Desesperación: La crisis olvidada de los refugiados somalíes en Kenia’.

Más de un cuarto millón de refugiados vive en los tres campos atestados de Dadaab, y las agencias de ayuda esperan este año la llegada de 100.000 más este año, huyendo del levantamiento islámico emprendida contra el nuevo gobierno moderado en Mogadiscio. “La gente que trata de evitar la violencia necesita más protección, pero en cambio afronta más peligro, abuso y privación”, señala el informe.

La insurrección islámica ha matado desde hace dos años a más de 17.000 civiles, ha forzado a más de un millón de personas a abandonar sus casas y ha dejado a un tercio de la población – más de tres millones de personas – dependiendo de la ayuda alimentaria urgente.

18 años de violencia

El grupo a favor de Al-Qaeda, Al-Shabaab, que controla gran parte de Somalia del sur y central, es el obstáculo principal para el nuevo presidente de Somalia, el Jeque Sharif Ahmed, que trata de restaurar la paz después de 18 años de violencia.

HRW ha reunido testimonios de decenas de refugiados y ha documentado casos de funcionarios de policía corruptos, que de Kenia o desplazarse desde allí a otras partes del país.

El gobierno keniano cerró su porosa la frontera en enero de 2007 después de la caída, apoyada por Estados Unidos, del grupo de Unión de Tribunales Islámico. Las ONU y las ONG calificaron la medida de ‘violación de derechos humanos’.

En su informe, HRW reconoce la legítima preocupación de kenia por su seguridad, pero afirma que el cierre ha impedido contener la afluencia de las decenas de miles de refugiados y en cambio había dado lugar a la proliferación de grupos que pasan gente de contrabando.

Así, asegura que los solicitantes de asilo asilo pagan a contrabandistas hasta 500 dólares para asegurarse el paso de Somalia a los campos de Dadaab. “Envalentonada por el poder sobre los refugiados que el cierre de frontera le ha dado, la policía keniana detiene a los recién llegados, los soborna -a veces utilizando amenazas y violencia, incluida la sexual- y deporta de nuevo a Somalia a aquellos incapaces de pagar”, según refleja el informe.

HRW asegura que las autoridades kenianas han devuelto cientos, quizás miles de solicitandes de asilo y refugiados en lo que constituye una clara violación de la ley internacional.

‘Si alguien intentaba levantarse, le pegaban’

Una joven somalí entrevistada por HRW, dijo haber sido golpeada por la policía mientras estaba detenida en una celda sin alimento ni aneamiento adecuados, antes de ser devuelta a la frontera.

“Siempre que alguien trataba de levantarse la policía los golpeaba con palos. Cuando llegamos a la frontera, nos dijeron que siguiéramos adelante y no volviéramos”, añadió la chica que entró en el país en su segunda tentativa.




Contacto

Si tienes algún material para enviarnos o quieres enviarnos tu consulta, lo puedes hacer en: ningunhumanoilegal@gmail.com

Post anteriores

free hit counter javascript

Blog Stats

  • 57,459 hits